pintura-exterior-para-fachadas-1

Pintura exterior para revestimiento de fachadas – Cómo elegirla y aplicarla

Cómo sanear el muro y prepararlo para la pintura exterior

Renovar la fachada no consiste solamente en aplicar una capa de pintura fresca para darle un aire nuevo a la pared, sino que además la estamos protegiendo contra los contaminantes atmosféricos.

Con los años, las fachadas se van estropeando por la incidencia de la meteorología adversa las 24 horas del día.

¿Quienes son los enemigos naturales de las fachadas?

  • La incidencia de la lluvia,
  • la erosión causada por el viento,
  • la humedad ascendente por capilaridad, las filtraciones y condensaciones.
  • la radiación solar
  • acumulación de suciedad por la contaminación ambiental

Y esto afecta no solamente a la estética de los cerramientos del edificio, sino que estos factores van desgastando la estructura de la pared y poniendo en riesgo la estabilidad de los materiales. Por eso la pintura para exteriores siempre será más resistente que la empleada en interiores.

Así que lo primero que hay que hacer es comprobar el estado del soporte, y después ya decidiremos el tipo de pintura y cómo aplicarla.

  • Si vas a pintar sobre una fachada nueva no te preocupes, la superficie ya va a estar seca y limpia.
  • Pero si quieres pintar una fachada antigua y que se mantenga reluciente como el primer día, entonces debes empezar reparando las fisuras, los desconchados y las grietas.

sanear pared para pintar

Antes de abrir la tapa del bote de pintura debes eliminar los problemas de humedad que tenga el soporte.

Para ello, sigue los siguientes pasos:

  1. Empezaremos a trabajar con la espátula, raspando y limpiando de material viejo la superficie. Así sacaremos la pintura suelta que se haya ido desprendiendo.
  2. A continuación procedemos a lavar la pared con una hidrolimpiadora. Si por algún motivo no puedes usar agua, emplea una escobilla.
  3. Con una llana se irán reparando las grietas. Volvemos a igualar la superficie con una espátula y lo dejamos secar de un día para otro.
  4. Con una lija (o lijadora orbital si ves demasiados desperfectos) vas rebajando las imperfecciones.
  5. De esta manera ya tendrás la pared del muro completamente lisa para aplicar la primera capa de pintura.

Saneada la pared, aplicamos un producto sellador

Antes de pintar se debe aplicar una capa de imprimación o sellador. Esto es un producto fijador que hace que la pared absorba la pintura de manera homogenea por toda la superficie, para evitar que luego queden unas zonas más oscuras que otras.

Extendemos esta capa de fijador con la ayuda de un rodillo y así conseguimos que el revestimiento de pintura conserve una buena adherencia al soporte de la fachada.

A continuación, esperamos unas 4-5 horas y el sellador habrá secado, por lo que YA podrás empezar a pintar ¡por fin!

Tipos de herramientas para pintar paredes y fachadas

Si no quieres manchar de pintura determinadas zonas como los marcos de puertas y ventanas, debes protegerlos con un papel con cinta.

Y en el suelo extender papeles o cartones (más recomendable, para no caminar después arrastrando hojas de periódicos)

¿qué más herramientas necesitas aparte de los botes de pintura?

herramientas para pintar fachadas

Tendrás que tener cerca los siguientes utensílios:

  • Un rodillo de lana, de pelo largo. En exteriores suele emplearse un rodillo de 180 mm de ancho. Pero si eres una persona fuerte podrás manejar el de 220 mm, que es más pesado.
  • Una brocha de recortar, para perfilar bien las esquinas, rodapiés, puertas, etc.
  • Un alargador de aluminio extensible, para alcanzar más altura con el rodillo.
  • Una cubeta con con rejilla o bandeja, para escurrir la pintura y no que no chorree al pintar el muro.
  • Un mono de trabajo, para evitar manchar la ropa mientras estés pintando
  • Unos guantes
  • Una mascarilla si la pintura huele demasiado, aunque hoy en día ya se fabrican pinturas sin este problema. (además estás en el exterior, sería distinto si estuvieras pintando dentro de casa)

Varios de estos productos ya se venden en cómodos kits como éste de Amazon, para que la compra conjunta te salga económica.

¿Cuanta pintura necesito para pintar una pared?

Para saberlo tienes que multiplicar la longitud de la pared por su altura. Y le descuentas la superficie que ocupan las puertas y ventanas. (aunque si son ventanas pequeñas no hace falta que descuentes nada. Mejor que sobre un poco de pintura a que falte)

Multiplicas el valor de la superficie obtenida por el número de capas de pintura que vas a aplicar. (generalmente dos)

Y listo.

Ya tienes los metros cuadrados de pintura que necesitas. En cada bote de pintura ya viene el área de cubrición máxima para esa cantidad de producto.

Cómo elegir el tipo de pintura para revestimientos de fachadas

Elegir la pintura adecuada para el exterior de nuestra casa no es tarea fácil. Influyen muchos condicionantes; como su rendimiento y poder protector, el tipo de adherencia al soporte y su resistencia a las inclemencias atmosféricas.

Los cuatro puntos que debes tener en cuenta son los siguientes:

a) El grado de conservación de la fachada

Existen productos específicos para ser aplicados en fachadas especialmente dañadas.

b) El rendimiento de la pintura

Esto nos dice cuantos metros cuadrados podemos pintar con un litro de pintura. Puedes consultar este dato en la ficha técnica del bote del producto. Cuanto mayor sea el rendimiento, mejor será la protección de la pintura y necesitarás usar menos producto.

c) La adherencia de la pintura al soporte

De esta manera, aplicando exactamente el producto que corresponde evitarás posibles fisuras, grietas y desconchados.

d) La climatología de la zona

Utilizarás una pintura u otra según el edificio esté en una zona seca o en un ambiente húmedo o costero.

  • En zonas lluviosas aplicarás una pintura con buena resistencia al agua de lluvia, impermeable y antimoho. Aquí puedes aplicar una pintura plástica para exteriores.
  • En cambio, si vives en una región de clima seco te interesará que el revestimiento sea resistente a las altas temperaturas y a la radiación UVA del sol.

Una pintura para exteriores con buena relación calidad-precio la tienes aquí. (pero hay más opciones)

Otra opción es aplicar un esmalte al agua. Ésta es una pintura antihongo mate o satinada. Tiene gran poder cubridor, es fácil de aplicar y seca rápido. El acabado mate te ayuda a disimular las imperfecciones de la pared.

Aunque el esmalte al agua te protege de la pared, si vives en una región lluviosa puedes aprovechar para proteger un poco más el muro con un impermeabilizante incoloro con base a silicona, que sirva para revestir cemento, hormigón ladrillo… (aquí tienes uno en Amazon)

Por cierto, si vas a pintar también canalones y bajantes no emplees la misma pintura, porque el soporte es un material distinto. Elige mejor una pintura específica para ser aplicada sobre metal. De esa manera evitarás futuros problemas de adherencia.

Qué colores elegir para pintar fachadas de casas

elegir la pintura para fachadas exteriores

Si tu casa está en el casco antiguo de una localidad, posiblemente debas respetar alguna normativa que obliga a guardar cierta armonía entre los tonos de color y estilos de las fachadas históricas.

  • Así que lo primero que debes hacer es dirigirte al ayuntamiento y preguntar si puedes elegir el color libremente o si tienes algún tipo de limitación.

Ten en cuenta un par de detalles:

– Los colores claros dan a la fachada una sensación de ligereza.

– En cambio los tonos oscuros hacen que el edificio parezca más pesado.

Una vez hayas decidido el color, un buen truco es elegir una tonalidad un poco más oscura de la que realmente quieres pintar. La razón es que las pinturas en la pared siempre quedan más claras de como las viste en la paleta de colores.

Ten en cuenta también que los tonos suaves y neutros resisten mejor el paso del tiempo (y las inclemencias atmosféricas) que las pinturas brillantes.

Cómo elegir el brillo de la pintura

Como norma general, las pinturas de poco brillo se utilizan para las grandes paredes de la casa. En cambio las brillantes se utilizan para molduras, puertas, ventanas y detalles que quieras resaltar.

  • La pintura mate proporciona un aspecto antirreflejante, que lo hace ideal para revestir grandes superficies de pared. Además ayuda a disimular pequeñas imperfecciones de la estructura del muro.
  • La pintura de esmalte brillante sirve para resaltar pequeños detalles exteriores (puertas, adornos..). Proporciona un toque fresco y atractivo que realza esas zonas. Y además es fácil de limpiar.
  • La pintura de esmalte satinado confiere al muro una tonalidad aperlada. Tiene brillo y retiene bien el color. Y también es fácil de lavar.

Cómo proceder a pintar la pared

Antes de empezar a pintar levanta la cabeza y mira el cielo. ¿Qué aspecto tiene? Según la climatología que observes decidirás si es buen momento para empezar a pasar la brocha.

  • No se debe pintar con lluvia.
  • Ni con viento.
  • Ni con mucho calor, porque el revestimiento de pintura se secará mucho más rápido de lo deseado, y podría cuartearse.

Si pintas en verano, es preferible que lo hagas a primera o última hora del día, y no al mediodía cuando el sol pega fuerte.

cómo pintar fachadas exteriores

Empezarás aplicando la pintura de arriba hacia abajo. Es decir, desde la zona superior de la fachada hacia la inferior.

Si tienes pensado combinar dos tipos distintos de pintura, empieza aplicando la más oscura primero.

También debes pintar primero los aleros y marcos de ventana que los paños de las paredes.

Procedimiento de pintado:

  1. Coloca el rodillo en la cubeta de pintura y hazlo rodar dentro para empaparlo de producto. Para quitar el exceso de pintura deslízalo sobre la rejilla.
  2. A continuación lo apoyas contra la pared y empiezas a pintar en pequeños tramos, abarcando zonas de 1 metro cuadrado aproximadamente.
  3. Hay quienes aplican el rodillo en sentido horizontal y luego en vertical.
  4. Y también hay quienes distribuyen la pintura desplazándolo en forma de “M” sobre la pared. Considero que con ésta última forma dejas un acabado más homogéneo.
  5. No obstante, elige el método más cómodo pero no te detengas hasta que hayas terminado un paño entero de pared. De esquina a esquina. Es la mejor forma para evitar que luego se aprecien marcas y diferencias de tono en los lugares donde hiciste el solape de pinturas.
  6. Una vez termines de pintar, vuelve a deslizar el rodillo de arriba hacia abajo peinando la pared. Así irás suavizando los pequeños picos que se hayan levantado por el paso de la herramienta. Y la superficie quedará con un acabado perfecto.

 

En general, la primera mano de pintura se aplica diluida con un 15% de agua. Y la segunda capa ya la aplicas sin diluir.

¿Qué condiciones debe cumplir una buena pintura para fachadas?

La mejor pintura para fachadas es aquella que cumple estas 3 condiciones:

  1. Es impermeable al paso de agua líquida
  2. Es permeable al paso de vapor de agua
  3. Evita el paso del CO2 al interior de la pared

Cumpliendo estas características, la norma 1504/2 le concederá el marcado CE, que significa, en pocas palabras, que el producto cumple lo que promete.

Respecto a este punto, conviene aclarar algo:

En toda obra, si hay productos de construcción con marcado CE, éstos deben ser esos los escogidos. Porque los productos de construcción que se incorporen permanentemente a un edificio deben llevar marcado CE.

Pero si no la norma no obliga a ello, no puedes exigirle a un fabricante que su producto tenga CE.

Por cierto, una curiosidad:

– CE no significa Comunidad Europea, como muchos piensan.

– CE significa Conforme Exigencias. Es decir, que el fabricante de ese producto cumple todos los requisitos exigidos por las distintas normativas europeas.

Si quieres saber más sobre el Marcado CE, en esta página tienes toda la información.

Recomendaciones finales

  1. La mejor pintura del mundo aplicada sobre un soporte incorrecto (material inadecuado, sucio, o con humedad) está condenada al fracaso.
  2. No olvides nunca los 3 mandamientos de la pintura: emplear la TÉCNICA correcta sobre el SOPORTE que corresponda y por un PINTOR que sepa lo que hace.
  3. No te fies simplemente por lo que ponga en la ficha técnica. Pregunta a profesionales. Te darán una orientación y no te obligarán a contratarles (aunque en sus manos, el resultado será perfecto y con garantías)
  4. Siempre debe pintarse sobre una superficie limpia y seca. No puede haber suciedad ni polvo en el soporte. Ni mucho menos humedad.
  5. Elige un producto que sea de calidad. Si vas a pintar una fachada de hormigón, exige una pintura que cumpla la Norma 1504/2.
  6. Repito: que la mano que aplique la pintura sea la de un verdadero profesional. El 90% de los problemas de una pared pintada son causados por una mal trabajo.
  7. Pintar una pared no es fácil. Hay que saber realmente lo que estás haciendo. Y si no tienes formación, hay grandes riesgos de que dejes la pared hecha una chapuza.

En España, para cualquier información o consulta sobre temas de pinturas, puedes dirigirte a FAMPI, que es la asociación española de fabricantes de pintura.

Y hasta aquí todo lo que tenía que contar sobre pintura exterior para revestimiento de fachadas. Espero te haya sido de utilidad y te sirva para la próxima vez que tengas que pintar tu casa. Un saludo!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *